RIFMA

     

  • Inicio
  • San Marcelino
  • Buena Madre
  • Congregación
  • Laicos
  • Actualidad
  • Familia y Vida
  • Iglesia
  • Mensajes

Mié08162017

Last updateVie, 30 Dic 2016 11pm

Bicentenario de la Fundación de la Congregación de los Hermanos Maristas
  • Pause
  • Previous
  • Next
1/15

2 de Enero de 2017 - Bicentenario de la Fundación Marista

200 Años de la Fundación de la Sociedad de María

Congregación

Laicos

Actualidad

Familia y Vida

Back Usted está aquí: Inicio San Marcelino Escritos El "cristianismo práctico" de Marcelino Champagnat

El "cristianismo práctico" de Marcelino Champagnat

goyo1Algunas semanas después de la muerte del Cardenal Joseph Bernardin de cáncer, su médico dijo lo siguiente acerca de ese hombre: “ Pronto me encontré atraída por él.”

Mientras luchaba para encontrar el porqué de esa atracción tan rápida del finado arzobispo de Chicago (USA), la doctora se encontró con un dilema:

¿Era su amable naturaleza, su mente aguda o su ingenio lo que ella encontraba tan atractivo? Con el tiempo, ella se dio cuenta que eran otras las cualidades que hacían que Bernardin sobresaliera por encima de sus otros muchos pacientes. Esta cualidades eran: su honestidad, su coraje y su gran fe. “Después de todo, solamente me pidió que fuera honesta con él”.

El último encuentro de la doctora con el Cardenal lo dice todo: “Cuando le vi el viernes antes de su muerte, le dije que moriría antes de las Navidades”. Él simplemente respondió: “estoy preparado”. Prometí decírselo cuando estuviera muy cerca de la muerte. Cuando le vi, tres días después, había tenido un rápido deterioro. Por eso le dije: “Está muy cercano, morirá esta semana. ¿Está usted de acuerdo con esto?” Él me contestó: “Si debe ser, estoy preparado”. Una paz interior como la que mostró Joseph Bernardin, no ocurre así sencillamente, debe ser cultivada durante toda una vida.

El finado Cardenal y Marcelino Champagnat tienen mucho en común. La paz interior que marcó tanto los últimos años de Bernardin, fue también evidente en la vida del Fundador de los Hermanitos de María, un grupo conocido mundialmente como LOS HERMANOS MARISTAS.

La adversidad y la enfermedad ayudaron a dar forma a la espiritualidad del Cardenal. Otros varios elementos se juntaron para formar el CRISTIANISMO PRÁCTICO que caracterizó la espiritualidad del Padre Champagnat.

Marcelino quería a los jóvenes. Ellos, a su vez, encontraron su entusiasmo y energía contagiosos. ¿Qué factores alimentaron su pasión por la vida y moldearon su espiritualidad? Su conciencia de la presencia de Dios, su confianza inquebrantable en la protección de María y en las virtudes de sencillez y humildad.

El testamento espiritual de Marcelino, no escrito de su puño y letra, pero que expresa los sentimientos de su corazón, desarrolla en más detalles la espiritualidad de sus HERMANITOS. “Sed fieles en el ejercicio de la presencia de Dios”, les dijo, “es el alma de la oración, de la meditación y de todas las virtudes. Constituyan siempre la humildad y sencillez el carácter distintivo de los Hermanitos de María. Mantened siempre el espíritu de pobreza y desprendimiento. Tened una filial devoción a María, hacedla amar por doquiera en cuanto sea posible. Amad y sed fieles a vuestra vocación, perseverad en ella valientemente”.

El origen de la espiritualidad de Marcelino no se debe buscar en un monasterio; al contrario, es una espiritualidad que tiene sus raíces en la plaza del mercado. No hubo nada mezquino en el Fundador de los Hermanos Maristas: se tomó seriamente el Evangelio. No sorprende, por tanto, que la obediencia y el amor sean las dos virtudes que recomendó a sus primeros discípulos. Después de todo son la base de la comunidad. La obediencia es su fundamento; el amor enlaza todas las virtudes y las hace perfectas. El amor no debiera tener un límite. Marcelino amaba a sus Hermanos: no esperaba menos de ellos, el uno para con el otro.

Para un Fundador, era joven, tenía 27 años cuando invitó a sus primeros neófitos a unirse a él. Dio a sus Hermanitos una misión muy clara: “Proclamad el Evangelio directamente a los jóvenes, haced que Jesús sea conocido y amado por ellos, especialmente por los más necesitados”.

Sabía que a los jóvenes primeramente había que amarlos. Este principio guiaba su vida y todo su trabajo. Marcelino esperaba que sus Hermanos, y todos los que abrazaran ese cristianismo, hicieran lo mismo.

Durante toda su vida de sacerdote le gustaba decir: “para educar bien a los niños hay que amarlos, y amar igualmente a todos”. La virtud de la caridad tenía que ser, no solamente el fundamente de la vida de comunidad, sino también el método distintivo de la evangelización y educación maristas. Fue el método de María con Jesús: ahora tendrá que ser el método de todos aquellos que siguen el sueño que tanto cautivó el corazón de este cura de campaña y de sus primeros Hermanos.

En mayo de 1789, Marcelino Champagnat nació en un mundo que empezaba a convulsionarse con cambios tremendos. El que murió cincuenta años después, había visto la paz y la guerra, la prosperidad y los apuros, la muerte de una Iglesia y el nacimiento de otra. Un hombre de su tiempo, llevó consigo toda la grandeza y las limitaciones de su pueblo. El sufrimiento le templó, los contratiempos le fortalecieron, la determinación le impulsó, y la gracia le ayudó a ir más allá de sus circunstancias.

Marcelino Champagnat era un sacerdote de la Sociedad de María; superior y fundador de los Hermanitos de María. Fue también un apóstol de la juventud y un ejemplo de un cristianismo muy práctico. Fue un hombre y un Santo para su tiempo y época. Lo es también para nuestro tiempo.

Hermano Seán D. Sammon, Superior General.

Fuente :http://www.champagnat.org/es/210203001.asp?id=3

Beatificaciones 2013

Maristas en Misión

Brasas ardientes

Conferencia 2013

FMSI – ONLUS

Maristas ayer, hoy y siempre

Alepo, Siria
Somos simplemente ... maristas
Familia Marista
Formamos la familia de María
Jesús nos dice:
"Mira que estoy a tu puerta y llamo "
Le Rosey, Francia
Casa de los Hermanos frente a la casa natal de Marcelino
Nuestra Buena Madre
" Ella lo ha hecho todo entre nosotros "
Vaticano
Monumento a San Marcelino Champagnat
Hermano Benito Arbués
Superior General entre 1993 y 2001
Marcelino en su hogar
enseñando el Catecismo a los niños de Le Rosey
Cuba, 1940
Comunidad de Hermanos de Cárdenas
Beato Hermano Bernardo
asesinado en 1934 y beatificado en el 2007
Casa General - Roma
Engalanada por la Canonización de San Marcelino
Hermano Heriberto Weber
Con su curación milagrosa se obtuvo la Canonización de Marcelino
Comunidad de Luján, Argentina - 1907
Comunidad de Luján, Argentina - 1907
Nuestros Mártires del Zaire
Miguel Ángel Isla, Julio Rodríguez, Fernando De la Fuente y Servando Mayor
Bicentenario Marista
Un nuevo comienzo...