RIFMA

     

  • Inicio
  • San Marcelino
  • Buena Madre
  • Congregación
  • Laicos
  • Actualidad
  • Familia y Vida
  • Iglesia
  • Mensajes

Mar04252017

Last updateVie, 30 Dic 2016 11pm

Bicentenario de la Fundación de la Congregación de los Hermanos Maristas
  • Pause
  • Previous
  • Next
1/15

2 de Enero de 2017 - Bicentenario de la Fundación Marista

200 Años de la Fundación de la Sociedad de María

Congregación

Laicos

Actualidad

Familia y Vida

Back Usted está aquí: Inicio Buena Madre Festividades 15 de Agosto : Asunción de María, Fiesta Patronal Marista

15 de Agosto : Asunción de María, Fiesta Patronal Marista

buena_madreNuestro culto mariano, como el de la Iglesia, se expresa por el amor, la confianza y la admiración, y tiende a la imitación de María en sus actitudes con Dios y con los hombres. A ejemplo del Padre Champagnat,

 

acudimos a María como el niño acude a su madre. Estrechamos nuestra relación con ella por la oración y el estudio de la doctrina mariana. Sus principales celebraciones, en particular la Asunción, fiesta patronal del Instituto, son tiempos privilegiados para intensificar la devoción a nuestra Buena Madre.

Diariamente alabamos a la Madre de Dios con el rosario u otra práctica de piedad mariana, conforme a las orientaciones de la Iglesia.

Constituciones 74

Fuente : http://www.champagnat.org/400.php?a=6&n=2911


“Amar a María, servirla y propagar su culto, fue uno de los fines que San Marcelino Champagnat se propuso al fundar la Congregación de los Hermanos Maristas”. 

La Asunción de María, 15 de agosto, es la fiesta patronal de los Hermanos Maristas. Ella es la primera superiora, nuestro Recurso Ordinario, nuestra Buena Madre. Ella lo ha hecho todo entre nosotros.

El dogma de la Asunción de la Virgen fue declarado por el Papa Pío XII el 1º de noviembre, de 1950, después de consultar a todos los obispos del mundo, con estas palabras: “Declaramos ser dogma divinamente revelado que la Inmaculada Madre de Dios, terminado el curso de su vida en la tierra, fue llevada en cuerpo y alma a la gloria del cielo”. El dogma es una verdad de fe proclamada por la Iglesia y que todos los católicos creemos.

En la ASUNCION, estimados lectores, se nos manifiesta el sentido y el destino del cuerpo santificado por la gracia. En el cuerpo glorioso de María comienza la creación material a tener parte en el cuerpo resucitado de Cristo.

MARIA ASUNTA es la integridad humana, cuerpo y alma que ahora reina intercediendo por los hombres, peregrinos en la historia: Ya en época temprana, finales del siglo V, surgieron relatos apócrifos, algunos especialmente fantásticos, que describían la asunción de María al cielo. Quiero aclarar, sin embargo, que la fe de la Iglesia no se apoya en ninguna de esas leyendas; es más, no debe apoyarse en ellas porque la asunción no fue un acontecimiento más de la vida de María que pudiera haber sido presenciado por algún cronista. Decir que fue “asunta a la gloria celestial” equivale a decir que, fue “asumida, tomada” por Dios; y esto, obviamente, ocurre “más allá de la historia”.

Quien sepa que el “cielo” de la fe no es el cielo de los astronautas, no caerá en la ingenuidad de imaginar un desplazamiento por los aires. Así, pues, la Iglesia no supo de la asunción de María por el testimonio de la historia, sino por el testimonio de la fe. Jesús al resucitar de entre los muertos, fue a “preparar un lugar” (Jn. 14,2) a quienes “mueren en Cristo” (1Tes.4,14). Entre ellos María, modelo del discipulado cristiano, ocupaba necesariamente el primer lugar.

Un día disfrutaremos nosotros también de esa dicha. La asunción de María al lado del Padre nos dice que hay realidades que ya han sucedido; que no sólo han llegado a Cristo, sino también a nosotros, simples seres humanos. Podemos, pues, tener confianza. El “futuro” no es ninguna utopía. Se ha hecho ya presente en Jesús y en María.

En esta gran fiesta mariana, abramos nuestro corazón para dialogar con la Buena Madre y decirle con mucho amor:

Madre: en el día de tu Asunción te dedico todos los momentos que hoy viviré. Quiero llegar hasta ti para describirte y encontrarme contigo, como eres, Mujer hermosa y Madre comprensiva, Madre de la Iglesia y Reina de la Paz.

Autor : Hermano Ángel Gutiérrez Gonzalo ( Comunidad de Curicó, Chile )

Beatificaciones 2013

Maristas en Misión

Brasas ardientes

Conferencia 2013

FMSI – ONLUS

Maristas ayer, hoy y siempre

Alepo, Siria
Somos simplemente ... maristas
Familia Marista
Formamos la familia de María
Jesús nos dice:
"Mira que estoy a tu puerta y llamo "
Le Rosey, Francia
Casa de los Hermanos frente a la casa natal de Marcelino
Nuestra Buena Madre
" Ella lo ha hecho todo entre nosotros "
Vaticano
Monumento a San Marcelino Champagnat
Hermano Benito Arbués
Superior General entre 1993 y 2001
Marcelino en su hogar
enseñando el Catecismo a los niños de Le Rosey
Cuba, 1940
Comunidad de Hermanos de Cárdenas
Beato Hermano Bernardo
asesinado en 1934 y beatificado en el 2007
Casa General - Roma
Engalanada por la Canonización de San Marcelino
Hermano Heriberto Weber
Con su curación milagrosa se obtuvo la Canonización de Marcelino
Comunidad de Luján, Argentina - 1907
Comunidad de Luján, Argentina - 1907
Nuestros Mártires del Zaire
Miguel Ángel Isla, Julio Rodríguez, Fernando De la Fuente y Servando Mayor
Bicentenario Marista
Un nuevo comienzo...