RIFMA

     

  • Inicio
  • San Marcelino
  • Buena Madre
  • Congregación
  • Laicos
  • Actualidad
  • Familia y Vida
  • Iglesia
  • Mensajes

Vie04282017

Last updateVie, 30 Dic 2016 11pm

Bicentenario de la Fundación de la Congregación de los Hermanos Maristas
  • Pause
  • Previous
  • Next
1/15

2 de Enero de 2017 - Bicentenario de la Fundación Marista

200 Años de la Fundación de la Sociedad de María

Congregación

Laicos

Actualidad

Familia y Vida

Back Usted está aquí: Inicio Buena Madre Celebraciones El vibrar del pueblo cubano y plegarias a la Virgen de la Caridad del Cobre

El vibrar del pueblo cubano y plegarias a la Virgen de la Caridad del Cobre

habanaCuba - 01/08/2011. Te saludo con afecto, desde Cienfuegos, en Cuba. Esta vez, las sencillas novedades que te traigo, me han animado mucho. Hasta creo que pueden contagiarte esta alegría.

El centro de lo que te cuento, amigo lector, es la Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba. Estamos próximos a cumplir los 400 años del hallazgo de la imagen, flotando en el mar.

Era el año 1612. En Archivo de Indias de Sevilla está el documento escrito: el testimonio de uno de los tres protagonistas. Mis pequeñas noticias de esta vez, tienen que ver con “el vibrar de un pueblo, el pueblo cubano”.

La Virgencita llega, esperada con precisión de minutos, sobre una camioneta. La escena se repite decenas de veces, frente a la gente que espera nerviosa: unas docenas, con lluvia o con sol, si es en pleno campo, bajo una ceiba. Cuatro mil cuando es un río que sale en las poblaciones más grandes. Y con el ritmo de la canción desde las bocinas del automóvil pregonero, “se me coloca la carne de gallina”, dicen las personas.

¿Cuál es el meollo de la noticia? Es simple y aleccionador: la expresión religiosa de todo un pueblo, después de 50 años.

La gente sale a las calles con alegría de fiesta. La procesión va protegida por la policía. Es bueno tomarle el peso a cinco décadas de silencio, en las que por ser creyente se vivió prohibición, reproche, pérdidas profundas, exilios, agresiones, “no entrarás en la universidad”, “te quedas sin trabajo”, “religión es opio”, “tu informe va a tener problemas”...

Me digo, desde mi modesto parecer, que la Iglesia Católica es hoy, para este pueblo, un lugar confiable y una zona de esperanza. ¿Estaré siendo testigo de una presencia callada, humilde y sufriente de los creyentes que supieron esperar? No lo sé, pero “algo de siembra y cosecha” me parece tocar.

Los pesares que llevamos encima, los conoces tú, los conozco yo. Te incluyo en estas páginas, las oraciones de la gente humilde, en el libro de visitas de mi parroquia. Ahí sacarás tus conclusiones, al leer el corazón de la gente. Fueron escritas durante las horas de la visita de la imagen, en el templo.

Las crónicas de estos días, abundan en testimonios de una fiesta rotunda por donde pasa la Imagen de la Virgen. Y lo hará por toda la isla, Cuba, de oriente a poniente. Ya lleva recorrido más de la mitad del tramo, diócesis por diócesis: llega a pueblitos, ranchos, centrales azucareras, plazas e iglesias para recibir galas culturales y “espontáneos que lanzan versos”.

Con los medios muy modestos de las comunidades, se engalanan tablados, se cuelgan banderas y se iluminan escenarios más que humildes.

El lugar que te envío en fotos es el de mi barrio: con edificios populares (que son iguales en todo el país). Surgió un programa que me pudiera parecer a mí, “demasiado pobrecito”, con cuatro canciones de Iglesia, bien cantadas, con música de fondo. Y la gente (que es su mayoría ignora ese mundo de la fe), escucha con respeto, aplaude con afecto y canta la Guantamera con palabras a la Virgen.

Atención, ¡los más extrañados por este mar humano son los cubanos que me rodean!

Al cabo de los 55 minutos de espectáculo, arranca la procesión. Todo el mundo eleva la voz para repetir, ¡Bendice, Madre, a las familias!

¡Esto sí que está bueno! Lo que yo suponía una amenaza al orden, se convirtió en apoyo: decenas de niños con sus padres, acarrean la soga gigante, para que el automóvil de la Virgen tenga espacio al avanzar... Y ya en la Iglesia, puedes comprender que lo programado ya es más entendible: “se desarrolla una vigilia mariana muy simple, la noche de visitas, Rosario de la Aurora, bendiciones de los niños al amanecer, antes de ir a la escuela (que es día de exámenes finales); bendición de las embarazadas, misa con incienso, y... vuelta a salir para recorrer otros barrios: son los lugares que llamamos “casas–misión”. Y ya sabes, la gente coloca velas, ora en silencio unos segundos, se toma fotos con la imagen, recibe una estampa para la billetera, hace donaciones en dinero... Quedo con la sensación, me aseguran muchos, de que “alguien me ha visitado y me ha traído mucha paz”.

Pero, por otra parte, ¡espera, espera un segundo!: ¿Crees que en Cuba todo es “este espectáculo de fe sencilla?” No, hombre no, ¡qué va! Como dice la gente. La juventud con problemas cada vez más gruesos; el problema económico apretando los bolsillos para llegar a fin de mes con muchas carencias; familias que viven la separación dolorosa “entre La Habana y Miami”, como dice la “canción del Puente”, de Ricardo Arjona... y más y más situaciones “cuesta arriba”. ¿Problemas? Muchos.

Y en medio de lo cotidiano, los obispos de Cuba decidieron, entre otras iniciativas, celebrar el Tetra Centenario de la Caridad, haciendo camino, “paso a paso, verso a verso”, durante un año entero. Ya sabes, los críticos, los políticos, los politólogos sacarán sus columnas de opinión. Yo, en medio de la realidad, he vivido esto que te cuento con la sorpresa de “un regalo de unidad sin esperarlo”. Creo intuir que el Espíritu de Dios es hábil para sacar, desde el interior de este caos social que cada uno organiza o sufre desde su lugar y en su momento, UN VIENTO DE ESPERANZA Y DE PAZ QUE BENEFICIA A TODO EL MUNDO.

Me alegro contigo de hacerte ver el corazón del pueblo, bendiciendo a la Virgen por visitarles.

CON CARIÑO, Hermano Germán Chaves, Cienfuegos, Cuba.

Fuente : http://www.champagnat.org/es/610.php?caso=view_1909&num=2100610.php?caso=view_1909&num=2100

Beatificaciones 2013

Maristas en Misión

Brasas ardientes

Conferencia 2013

FMSI – ONLUS

Maristas ayer, hoy y siempre

Alepo, Siria
Somos simplemente ... maristas
Familia Marista
Formamos la familia de María
Jesús nos dice:
"Mira que estoy a tu puerta y llamo "
Le Rosey, Francia
Casa de los Hermanos frente a la casa natal de Marcelino
Nuestra Buena Madre
" Ella lo ha hecho todo entre nosotros "
Vaticano
Monumento a San Marcelino Champagnat
Hermano Benito Arbués
Superior General entre 1993 y 2001
Marcelino en su hogar
enseñando el Catecismo a los niños de Le Rosey
Cuba, 1940
Comunidad de Hermanos de Cárdenas
Beato Hermano Bernardo
asesinado en 1934 y beatificado en el 2007
Casa General - Roma
Engalanada por la Canonización de San Marcelino
Hermano Heriberto Weber
Con su curación milagrosa se obtuvo la Canonización de Marcelino
Comunidad de Luján, Argentina - 1907
Comunidad de Luján, Argentina - 1907
Nuestros Mártires del Zaire
Miguel Ángel Isla, Julio Rodríguez, Fernando De la Fuente y Servando Mayor
Bicentenario Marista
Un nuevo comienzo...