RIFMA

     

  • Inicio
  • San Marcelino
  • Buena Madre
  • Congregación
  • Laicos
  • Actualidad
  • Familia y Vida
  • Iglesia
  • Mensajes

Dom06252017

Last updateVie, 30 Dic 2016 11pm

Bicentenario de la Fundación de la Congregación de los Hermanos Maristas
  • Pause
  • Previous
  • Next
1/15

2 de Enero de 2017 - Bicentenario de la Fundación Marista

200 Años de la Fundación de la Sociedad de María

Congregación

Laicos

Actualidad

Familia y Vida

Back Usted está aquí: Inicio Actualidad Testimonios Stanislav Petrov, el hombre que salvó al mundo de una guerra nuclear

Stanislav Petrov, el hombre que salvó al mundo de una guerra nuclear

sranislavEl proyecto Manhattan y el lanzamiento de las bombas de Hiroshimay Nagasaki marcó el inicio de una escalada bélica para el desarrollo de armas nucleares (bombas y misiles) que marcaría la segunda mitad del siglo XX

y provocaría que la tensa Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética mantuviera un peligroso equilibrio alrededor del inquietante concepto de la Destrucción Mutua Asegurada.

 

 

Si bien la tensión fue disminuyendo en los últimos años de la era soviética (y algo más con su disolución), son muchos los países (incluyendo Rusia y Estados Unidos) que mantienen armas nucleares en sus arsenales y, por tanto, el peligroso club nuclear sigue vigente (y con países interesados en pertenecer a él). Dejando a un lado las pruebas experimentales, las únicas bombas nucleares utilizadas con fines bélicos fueron las de Hiroshima y Nagasaki en agosto de 1945; sin embargo, el mundo ha estado al borde la aniquilación en más de una ocasión y si bien es muy conocida la Crisis de los Misiles de Cuba (1962) y también dedicamos unos minutos a hablar del incidente de la cinta equivocada (1979), el mundo pudo asistir a un gran desastre en septiembre de 1983 si no llega a ser por la intervención de un hombre que, literalmente, salvó al mundo: elTeniente Coronel Stanislav Yevgrafovich Petrov.

 

Es curioso cómo un personaje como Petrov no es extremadamente conocido por el gran público a pesar de haber recibido en el año 2006 un homenaje en la sede de la ONU, haber recibido varios premios y menciones o, incluso, haberse rodado algún que otro documental alrededor de su figura. Petrov, en este sentido, siempre se ha mostrado muy modesto y siempre ha comentado que solamente era"la persona correcta en el momento apropiado"y, la verdad, es que así lo fue. 

 

 

En 1983, la tensión entre la Unión Soviética y Estados Unidos seguía vigente, por tanto, ambas superpotencias se vigilaban la una a la otra y sus sistemas de detección escudriñaban los cielos para detectar cualquier movimiento o inicio de ataque. La inquietante estrategia de disuasión nuclear se basaba, principalmente, en el hecho de que ambos arsenales podrían destruir a ambos bandos y, por tanto, si alguien disparaba, al otro (aunque estaba abocado a la muerte) tendría margen suficiente para disparar su arsenal y aniquilar al otro (la autodestrucción total). Es decir, si el NORAD de Estados Unidos detectaba misiles soviéticos, Estados Unidos lanzaría todo su arsenal como respuesta y viceversa. Por tanto, cualquier tipo de señal o detección de ataque era susceptible de activar todo el sistema de respuesta (un protocolo bastante tabulado que requería bastante sangre fría y, sobre todo, no dejaba lugar a muchas dudas). 

 

En septiembre de 1983, la situación entre Estados Unidos y sus aliados frente a la Unión Soviética era bastante tensa, elVuelo 007 de Korean Aircon 269 pasajeros de Corea del Sur había sido derribado por entrar en el espacio aéreo soviético, la OTAN había organizado unas maniobras (Able Archer 83) y la red de espías del KGB informaba a Moscú que Estados Unidos y sus aliados estaban preparando un ataque contra la Unión Soviética. Con esta pre-alarma como contexto, el Teniente Coronel Stanislav Petrov estaba en su puesto como oficial de guardiaen la madrugada del 24 de septiembre de 1983en el búnker Serpukhov-15 de Moscú, lugar en el que se controlaba el sistema de alerta temprana del mando de misiles; aunqueesa noche no le tocaba estar de guardia.

 

 

 

El sistema OKO (ojo en ruso) era el sistema de alerta temprana que usaba la Unión Soviética, un sistema basado en satélites que apuntaban a las principales bases de lanzamiento y que, por tanto, servían para detectar lanzamientos de misiles. Los satélites soviéticos "miraban al horizonte" con la idea de detectar la silueta de un misil en contraposición a la "oscuridad del espacio" manteniéndose en una órbita especial denominada Molniya. El sistema apenas llevaba un año en funcionamiento y, por tanto, ése era su primer equinoccio de otoño.

 

 

A las 00:14 hora de Moscú, las alarmas del búnker comenzaron a sonar cuando uno de los satélites detectó el lanzamiento de un misil desde la base de Malmstrom(Montana) que tenía un tiempo esperado de impacto de unos 20 minutos. Según el protocolo establecido, Petrov, que era el oficial de guardia, tenía que poner en marcha el protocolo de respuesta (un contraataque) y avisar a sus superiores, sin embargo, Petrov no actuó tal y como había sido entrenado. Para Petrov, que Estados Unidos iniciase su propia aniquilación lanzando un misil era algo que no tenía sentido. Dado que su puesto era intermedio, es decir, cursaba la información de los operadores del búnker y la pasaba a sus superiores en la cadena de mando, el Teniente Coronel decidió esperar porque intuía que el sistema estaba equivocado (y no era el primer error que tenía este sistema) y ordenó cancelar la alarma.

 

Poco después, las alarmas mostraron un segundo misil al que siguieron otros 3 más, haciendo un total de 5 misiles en el aire. Las alarmas seguían sonando y Petrov seguía sin dar la alerta a sus superiores porque 5 misiles seguían siendo pocos (frente a la respuesta que podía dar la Unión Soviética). Poco después, las alarmas mostraron un segundo misil al que siguieron otros 3 más, haciendo un total de 5 misiles en el aire. Las alarmas seguían sonando y Petrov seguía sin dar la alerta a sus superiores porque 5 misiles seguían siendo pocos (frente a la respuesta que podía dar la Unión Soviética).

 

Petrov quería esperar la confirmación del sistema de radar de tierra, una confirmación que acotaba a unos minutos el margen de respuesta y actuación (poniendo en peligro vidas de sus compatriotas) pero que, sin embargo, permitirán confirmar que el ataque era o real o que, simplemente, estaba en lo cierto y el sistema se equivocaba. Pasó el tiempo y el radar de tierra confirmó las sospechas de Petrov de que todo era un fallo. Todas sus decisiones y los datos recopilados formaron parte del diario de operaciones de aquella noche y el superior de Petrov, elGeneral Yuri Votintsev, fue informado en todo momento de la "falsa alarma" y la espera de confirmación. Tras finalizar el incidente, el General Votintsev le prometió a Petrov que éste sería homenajeado por haber salvado al mundo de una guerra.

 

 

¿Y qué pasó realmente?Lógicamente, el fallo del sistema y el incidente fueron sometidos a una investigación que determinó que el Sol, la Tierra y el satélite OKO habían experimentado una extraña alineación que hizo que la luz solar reflejada en las nubes de altas cotas se confundiese con el lanzamiento de un misil, activando así la red de alarma.

 

 

El Teniente Coronel Petrov lejos de ser homenajeado (o considerado Héroe de la Unión Soviética, la más alta condecoración del país), fue también investigado y las autoridades militares llegaron a la conclusión de que actúo de manera indisciplinada. Según los militares, Petrov debió seguir la cadena de mando e informar a sus superiores, dejando a éstos la capacidad de decisión.

 

 

Aunque Petrov no fue ni juzgado ni sancionado por el incidente, fue transferido a puestos de menor responsabilidad (puesto que perdió la confianza de los mandos) y se le ordenó mantener el incidente en secreto (y así fue hasta 1998, momento en el que el general Votintsev reveló en sus memorias el incidente). Al poco tiempo, Petrov se retiró del ejército con el grado de Teniente Coronel (no llegó a ascender en el escalafón) y, durante varios años, tuvo problemas nerviosos y de ansiedad como consecuencia de estos 15 minutos de tensión.

 

Tras su retiro del ejército, Petrov vive en la ciudad deFriázino(Rusia), primero como un jubilado anónimo más y ahora como el hombre que salvó al mundo del holocausto nuclear.¿Qué hubiese pasado si Petrov no hubiera estado de servicio esa noche?¿Qué hubiese pasado si Petrov hubiera comunicado, directamente, la alerta sin cuestionarse la información que estaba recibiendo? Quizás el mundo de hoy sería un lugar muy distinto.

 

Para conocer algo más de esta historia vale la pena echarle un vistazo al documental The Red Button and the man who saved the world donde el propio Petrov cuenta la historia de lo que sucedió aquella noche del 26 de septiembre de 1983.

 

Imágenes:KuriryProfessor Elliot

Fuente : http://hipertextual.com/2012/08/stanislav-petrov-guerra-nuclear

Beatificaciones 2013

Maristas en Misión

Brasas ardientes

Conferencia 2013

FMSI – ONLUS

Maristas ayer, hoy y siempre

Alepo, Siria
Somos simplemente ... maristas
Familia Marista
Formamos la familia de María
Jesús nos dice:
"Mira que estoy a tu puerta y llamo "
Le Rosey, Francia
Casa de los Hermanos frente a la casa natal de Marcelino
Nuestra Buena Madre
" Ella lo ha hecho todo entre nosotros "
Vaticano
Monumento a San Marcelino Champagnat
Hermano Benito Arbués
Superior General entre 1993 y 2001
Marcelino en su hogar
enseñando el Catecismo a los niños de Le Rosey
Cuba, 1940
Comunidad de Hermanos de Cárdenas
Beato Hermano Bernardo
asesinado en 1934 y beatificado en el 2007
Casa General - Roma
Engalanada por la Canonización de San Marcelino
Hermano Heriberto Weber
Con su curación milagrosa se obtuvo la Canonización de Marcelino
Comunidad de Luján, Argentina - 1907
Comunidad de Luján, Argentina - 1907
Nuestros Mártires del Zaire
Miguel Ángel Isla, Julio Rodríguez, Fernando De la Fuente y Servando Mayor
Bicentenario Marista
Un nuevo comienzo...