RIFMA

     

  • Inicio
  • San Marcelino
  • Buena Madre
  • Congregación
  • Laicos
  • Actualidad
  • Familia y Vida
  • Iglesia
  • Mensajes

Sáb08192017

Last updateVie, 30 Dic 2016 11pm

Bicentenario de la Fundación de la Congregación de los Hermanos Maristas
  • Pause
  • Previous
  • Next
1/15

2 de Enero de 2017 - Bicentenario de la Fundación Marista

200 Años de la Fundación de la Sociedad de María

Congregación

Laicos

Actualidad

Familia y Vida

Back Usted está aquí: Inicio Mensajes Jesucristo ¡Aleluya, Cristo ha resucitado! ¡Feliz Pascua de Resurrección!

¡Aleluya, Cristo ha resucitado! ¡Feliz Pascua de Resurrección!

resucitoHoy es el día que la IglesiaCatólica celebra el sentido de la Fe, porque festeja el Domingo de la Resurrección de Jesús o dePascua, cuando Cristo triunfante sobre la muerte abre las puertas del cielo.

Durante la celebración eucarística se enciende el Cirio Pascual que permanecerá encendido hasta el día que se conmemora la Ascensión de Jesús al cielo.

Esta fiesta celebra la derrota del pecado y de la muerte, con la resurrección del todo sufrimiento temporal adquiere sentido con la  vidaeterna.

Es un día de fiesta de gozo, Cristo ha Resucitado, la Tumba está vacía, la humanidad está salvada, ahora es momento de abrazar esa salvación testificando una verdadera vida cristiana.

El Domingo de Resurrección o Vigilia Pascual es el día en que incluso la iglesia más pobre se reviste de sus mejores ornamentos, es la cima del año litúrgico. Es el aniversario del triunfo de Cristo. Es la feliz conclusión del drama de la Pasión y la alegría inmensa que sigue al dolor. Y un dolor y gozo que se funden pues se refieren en la historia al acontecimiento más importante de la humanidad: la redención y liberación del pecado de la humanidad por el Hijo de Dios.

Nos dice San Pablo: "Aquel que ha resucitado a Jesucristo devolverá asimismo la vida a nuestros cuerpos mortales". No se puede comprender ni explicar la grandeza de las Pascuas cristianas sin evocar la Pascua Judía, que Israel festejaba, y que los judíos festejan todavía, como lo festejaron los hebreos hace tres mil años, la víspera de su partida de Egipto, por orden de Moisés. El mismo Jesús celebró la Pascua todos los años durante su vida terrena, según el ritual en vigor entre el pueblo de Dios, hasta el último año de su vida, en cuya Pascua tuvo efecto la cena y la institución de la Eucaristía.

Cristo, al celebrar la Pascua en la Cena, dio a la conmemoración tradicional de la liberación del pueblo judío un sentido nuevo y mucho más amplio. No es a un pueblo, una nación aislada a quien Él libera sino al mundo entero, al que prepara para el Reino de los Cielos. Las pascuas cristianas -llenas de profundas simbologías- celebran la protección que Cristo no ha cesado ni cesará de dispensar a la Iglesia hasta que Él abra las puertas de la Jerusalén celestial. La fiesta de Pascua es, ante todo la representación del acontecimiento clave de la humanidad, la Resurrección de Jesús después de su muerte consentida por Él para el rescate y la rehabilitación del hombre caído. Este acontecimiento es un hecho histórico innegable. Además de que todos los evangelistas lo han referido, San Pablo lo confirma como el historiador que se apoya, no solamente en pruebas, sino en testimonios.

Pascua es victoria, es el hombre llamado a su dignidad más grande. ¿Cómo no alegrarse por la victoria de Aquel que tan injustamente fue condenado a la pasión más terrible y a la muerte en la cruz?, ¿por la victoria de Aquel que anteriormente fue flagelado, abofeteado, ensuciado con salivazos, con tanta inhumana crueldad?

Este es el día de la esperanza universal, el día en que en torno al resucitado, se unen y se asocian todos los sufrimientos humanos, las desilusiones, las humillaciones, las cruces, la dignidad humana violada, la vida humana no respetada.

La Resurrección nos descubre nuestra vocación cristiana y nuestra misión: acercarla a todos los hombres. El hombre no puede perder jamás la esperanza en la victoria del bien sobre el mal. ¿Creo en la Resurrección?, ¿la proclamo?; ¿creo en mi vocación y misión cristiana?, ¿la vivo?; ¿creo en la resurrección futura?, ¿me alienta en esta vida?, son preguntas que cabe preguntarse.

El mensaje redentor de la Pascua no es otra cosa que la purificación total del hombre, la liberación de sus egoísmos, de su sensualidad, de sus complejos; purificación que , aunque implica una fase de limpieza y saneamiento interior, sin embargo se realiza de manera positiva con dones de plenitud, como es la iluminación del Espíritu , la vitalización del ser por una vida nueva, que desborda gozo y paz -suma de todos los bienes mesiánicos-, en una palabra, la presencia del Señor resucitado. San Pablo lo expresó con incontenible emoción en este texto : "Si habéis resucitado con Cristo vuestra vida, entonces os manifestaréis gloriosos con Él" (Col. 3 1-4).

Fuente : https://www.aciprensa.com/noticias/aleluya-cristo-ha-resucitado-feliz-pascua-de-resurreccion-97352/

Beatificaciones 2013

Maristas en Misión

Brasas ardientes

Conferencia 2013

FMSI – ONLUS

Maristas ayer, hoy y siempre

Alepo, Siria
Somos simplemente ... maristas
Familia Marista
Formamos la familia de María
Jesús nos dice:
"Mira que estoy a tu puerta y llamo "
Le Rosey, Francia
Casa de los Hermanos frente a la casa natal de Marcelino
Nuestra Buena Madre
" Ella lo ha hecho todo entre nosotros "
Vaticano
Monumento a San Marcelino Champagnat
Hermano Benito Arbués
Superior General entre 1993 y 2001
Marcelino en su hogar
enseñando el Catecismo a los niños de Le Rosey
Cuba, 1940
Comunidad de Hermanos de Cárdenas
Beato Hermano Bernardo
asesinado en 1934 y beatificado en el 2007
Casa General - Roma
Engalanada por la Canonización de San Marcelino
Hermano Heriberto Weber
Con su curación milagrosa se obtuvo la Canonización de Marcelino
Comunidad de Luján, Argentina - 1907
Comunidad de Luján, Argentina - 1907
Nuestros Mártires del Zaire
Miguel Ángel Isla, Julio Rodríguez, Fernando De la Fuente y Servando Mayor
Bicentenario Marista
Un nuevo comienzo...