RIFMA

     

  • Inicio
  • San Marcelino
  • Buena Madre
  • Congregación
  • Laicos
  • Actualidad
  • Familia y Vida
  • Iglesia
  • Mensajes

Mié04252018

Last updateVie, 30 Dic 2016 11pm

2 de Enero de 2017 - Bicentenario de la Fundación Marista

Back Usted está aquí: Inicio Congregación Congregación Santos y Mártires Dos laicos Maristas serán beatificados por sufrir martirio

Dos laicos Maristas serán beatificados por sufrir martirio

laicos_beatosEl próximo día domingo 13 de Octubre de 2013 serán Beatificados en Tarragona, España, un total de 522 religiosos y laicos que sufrieron el martirio..." porque eran personas conocidas como religiosos.

Perseguidos y matados por ser religiosos"... Dentro de ellos hay 68 Maristas, de los cuales 66 son Hermanos y dos son Laicos Maristas.

Los invitamos a unirnos a esta celebración, que, como expresa el Hermano Luis Jorge Flores Aceves - Postulador General, será para nuestros 68 hermanos mártires, una verdadera GRADUACIÓN a nivel eclesial, porque fueron fieles hasta el final en su entrega total a la persona de Jesús y su evangelio, convirtiéndose en nuestros MODELOS. A continuación, les entregamos la biografía de los dos Laicos Maristas que serán Beatificados : Julián Aguilar Martín y Ramón Emiliano Hortelano Gómez.

 

 

Julián Aguilar Martín

 

* 24/11/1912, Berge - Teruel 
+ 29/07/1936, Madrid - 24 anos de edad
Comunidad de Madrid, Chinchón

 

Nacimiento de Julián

Julián vino al mundo d día 24 de noviembre de 1912 en Berge, provincia de Teruel y, por entonces, diócesis de Zaragoza; más tarde, pasó a pertenecer a la de Teruel. Tres días después de nacer, Julián recibió las aguas del sacramento del bautismo en su pueblo natal, en la iglesia parroquial de San Pedro, mártir.

Familia de Julián

Sus padres, Julián y Antonia, eran personas piadosos. Su padre era jefe o presidente de una asociación religiosa de carácter franciscano. De su madre, que era una verdadera santa. Lo cierto es que procuraron dar a sus cinco hijos una profunda educación cristiana y, al mismo tiempo y dentro de sus posibilidades, proporcionarles una sólida instrucción, y profana.

Características de Berge

Las raíces históricas de los asentamientos de Berge, ente conocida como Villanueva de Berge, remiten a los tiempos prehistóricos. Pertenece al partido judicial de Castellote, aunque la administración territorial depende más de Alcañiz. Tiene terrenos cultivables de muy buena calidad. A principios del siglo XX, tenía unos doscientos vecinos. El caserío se repartía en dos calles importantes y empedradas: la calle Mayor, con una capilla dedicada a la Virgen del Pilar, y la calle Alta. La piedad y la cultura religiosa de sus habitantes han dejado en el pueblo, además de la parroquia, dos santuarios más: el de la Virgen de la Peña y el del Cristo de los Milagros, a cuya imagen se tributa un fervoroso culto popular.

Julián comienza la vida marista, desgraciado accidente

El H. Joaquín Aranda Salvo, marista, primo de Julián, lo recuerda como “un buen chico, con la fe de un muchacho de pueblo que cree en Dios, teme el infierno, ama el cielo y quiere sacrificarse y entregarse a los demás”. Ese hermano consideró que éstas eran señales de una clara vocación religiosa, por lo que lo animó a que abrazara la vida marista. Así, a los 12 años, Julián ingresó en el seminario marista de Vic (Barcelona) y, tres años después, en el mes de septiembre de 1928, pasó a la casa de noviciado de las Avellanas (Lleida). Cuando ya saboreaba la alegría de vestir el hábito marista, un desgraciado accidente le afectó seriamente a la visión, hasta el punto de que los superiores consideraron que no podría proseguir los estudios y no lo admitieron al noviciado.

Incorporación a su familia y acogida en la comunidad marista de Chinchón

Volvió a su familia descorazonado, intentando sobreponerse al desencanto que le produjo el no ser admitido a la toma de hábito. Durante algún tiempo, se dedicó a las tareas agrícolas en las tierras de la familia, distinguiéndose por su laboriosidad. Pero el buen trato y la cariñosa acogida que le dispensaron los suyos no lograron colmar el vacío que le había dejado el no poder ser marista. Pidió a los superiores que lo acogieran como empleado en cualquier comunidad, para poder vivir con los hermanos. Atendieron su petición y, en el año 1933, fue de cocinero al colegio de Chichón.

Julián cumplidor y bien acogido entre los hermanos

Siempre cumplió con diligencia y cuidado sus obligaciones, porque él se sentía marista en su espíritu y en su corazón. Se distinguió en especial por su sencillez y por su piedad y en todo se comportó como un cristiano ejemplar. Refiriéndose al curso 1933-34, el H. Felipe Neri dice en una de sus cartas: “Somos tres profesores y el cocinero. Los cuatro somos frailes, pero de paisano. El cocinero me ayuda casi todo el día en la clase. Tenemos ciento sesenta y dos alumnos y apuntados en lista para entrar más de setenta; o sea, todos los chicos del pueblo”.

El H. Felipe Neri necesitaba ayuda, porque no le faltaba el trabajo. Tenía nada menos que sesenta y dos alumnos en su aula y se encargaba, además, del coro parroquial, que cantaba en las ceremonias litúrgicas los domingos y las fiestas. El hermano encontró en Julián un ayudante providencial. Éste debió desempeñar muy bien su papel, porque los alumnos y sus padres lo consideraban como un miembro más de la comunidad y como un profesor más.

Sufre el martirio con los hermanos
En el momento supremo, quiso seguir la suerte de los hermanos y prefirió morir con ellos y junto a ellos logró la palma del martirio.

 


Ramón Emiliano Hortelano Gómez

 

* 08/08/1908, Cuenca - Cuenca
+ 28/07/1938, Villalba de la Sierra (Cuenca) - 28 anos de edad
Comunidad de Cuenca

 

Nacimiento de Ramón

Ramón era natural de Cuenca, donde había nacido el 8 de agosto 1908; en el hogar formado por Tomás y Dominga, sus padres. Fue bautizado en la iglesia de Santiago Apóstol de dicha ciudad, el día 16 del mismo mes y año. Recibió el sacramento de la confirmación el 10 de julio de 1922, en templo de San Esteban de Cuenca.

Vida de Ramón

Contrajo matrimonio con doña Rufina Ángeles Saiz Abad, el 22 de agosto de 1936.

Sus padres, cristianos, y cumplidores de los mandamientos de Dios y de la Iglesia, educaron a los tres hijos que nacieron en su hogar de acuerdo con los principios religiosos católicos. En su infancia y en su adolescencia, Ramón fue obediente con sus padres y fiel cumplidor de sus deberes. Era más reservado en casa que en la calle; tímido en el trato con sus compañeros, pero amable con todos.
Siguió los estudios de bachillerato y de magisterio. Aunque no destacó en los primeros, ya que fue un estudiante corriente, mejoró en los de la carrera de maestro y obtuvo uno de los primeros números en las oposiciones. Era una persona bien formada y tenía un fino sentido del humor, que exteriorizaba en el trato íntimo con sus amigos. Era, de veras, un hombre muy virtuoso, callado, respetuoso, ecuánime, trabajador, formal y serio; muy honrado en su proceder, pero con cierto gracejo cuando se trataba de pasar el rato.
Vivió con gran espíritu de sacrificio y de entrega la profesión de maestro, en la que demostró dotes pedagógicas propias fuera de lo común, adelantándose a los sistemas de enseñanza de su tiempo. A pesar de las circunstancias hostiles para la práctica de la religión, cumplía como buen cristiano y procuraba educar y formar a sus alumnos en los buenos principios. Fue muy querido en todos los lugares en los que ejerció el magisterio.

Hacia el martirio

Al ser llamada su quinta por el ejército republicano, fue movilizado el 1 de marzo de 1938 y destinado a servicios auxiliares. Allí conoció a Nemesio Cabria Andrés (H. Julián José), marista, y desde los primeros momentos trabaron una íntima amistad por la afinidad de sus sentimientos. A partir de entonces, ambos pasaron por las mismas vicisitudes.

El 23 de julio de 1938, nació el único hijo de Ramón. Solicitó permiso para ir a su casa para conocerlo y visitar a su esposa. Poco más de un día estuvo con ella y con su hijo recién nacido. A su vuelta, el 28 de julio de 1938, unos milicianos lo mataron a él y a su amigo Nemesio, cuando daban juntos su diario paseo. Ramón fue asesinado, simplemente, por las sospechas de los milicianos de que era religioso, dada su íntima amistad con el H. Julián José.
__________
Benigno Gil

Fuente : www.champagnat.org

¡¡ Que el Señor conceda la Bienaventuranza a los que trabajaron por la PAZ

y su sangre derramada con tanto amor sea semilla de nuevas y santas Vocaciones Maristas !!...