RIFMA

     

  • Inicio
  • San Marcelino
  • Buena Madre
  • Congregación
  • Laicos
  • Actualidad
  • Familia y Vida
  • Iglesia
  • Mensajes

Mié01172018

Last updateVie, 30 Dic 2016 11pm

2 de Enero de 2017 - Bicentenario de la Fundación Marista

Back Usted está aquí: Inicio Mensajes Categorías Meditaciones Mensajes Meditaciones ¿Quién manda en tu vida?

¿Quién manda en tu vida?

dineroJesús es nuestro Señor. A Él le seguimos y servimos. Y cuando no le servimos a Él, perdemos la paz. Él quiere guiar nuestros pasos y para eso sólo tenemos que obedecerle. Pero, ¿cómo nos manda Dios?

Decía Santa Teresita: «He observado que Jesús no quiere que haga provisiones. Me alimenta momento a momento con un alimento totalmente nuevo que encuentro en mí sin saber de dónde viene.

Creo que Jesús mismo, escondido en el fondo de mi pobre corazón, es quien me concede la gracia de actuar en mí y quien me hace descubrir lo que Él quiere que haga. Él enseña sin ruido de palabras. Yo nunca le he oído hablar, pero siento que está dentro de mí, y que me guía momento a momento y me inspira lo que debo decir o hacer.

Justo en el momento en que las necesito, descubro luces en las que hasta entonces no me había fijado. Y las más de las veces no es precisamente en la oración donde las luces más abundan, sino más bien en medio de las ocupaciones del día»[1].

 

Manda a través de las voces que despierta en el corazón. El problema es que muchas veces el alma está dormida y no escucha.

 

Manda cuando, a través deotras personas, me indica lo que tengo que cambiar. Habla en medio de los ruidos de nuestra vida, allí donde pareciera imposible oír su voz. En el trabajo y en la rutina, en la vida diaria. Está siempre con nosotros, camina a nuestro lado.

 

Dios quiere que pensemos muy bien cuáles son nuestras prioridades. ¿A quién consultamos cuando tenemos que tomar una decisión?

 

Jesús nos anima a que vayamos en la vida a lo central y que no nos quedemos enganchados en agobios como el dinero o el éxito. ¿Cuáles son mis prioridades? ¿Qué es lo que más me importa? ¿Se corresponde con el tiempo que dedico y pienso en ello?

 

A veces lo más importante en la vida lo damos por evidente, no lo valoramos hasta que sentimos que lo podemos perder. No lo cuidamos y vamos corriendo detrás de cosas que al final no nos llenan.

 

Queremos servir sólo al Señor. Pero no es tan fácil. Para eso tenemos que amarle. A veces podemos pensar como decía una persona: «En mi vida falta algo, falta Él. Estoy algo perdida. Ése no era el plan para mi vida. ¿Qué me ha pasado? Necesito su alegría. ¡Ahora estoy sobreviviendo! Tengo que mirar para otro lado, volver a levantarme, respirar hondo y caminar».

 

¿Qué nos pasa cuando perdemos el rumbo, cuando dejamos de caminar en la dirección correcta? ¿Qué nos pasa cuando el vacío es profundo y no encontramos un sentido a todo lo que hacemos? A lo mejor es que hemos puesto a más señores a mandar en nuestra vida.

 

A lo mejor es que nuestras prioridades no son correctas y por eso nos despistamos y nos quedamos apegados a un mundo que nos encandila y maravilla. Hoy miramos a nuestro Señor, queremos pedirle que mande Él en nuestra vida.

 

Fuente :http://www.aleteia.org/es/religion/contenido-agregado/quien-manda-en-tu-vida-5231993902071808?utm_campaign=NL_es&utm_source=daily_newsletter&utm_medium=mail&utm_content=NL_es-05/03/2014